El proyecto se inició como un edificio comercial de oficinas y más tarde se conviritió en la sede principal del Banco Ganadero (hoy Banco Bilbao Vizcaya) en la ciudad de Bogotá.

Su promotor Toro y Compañía, contrató a la firma para el diseño de este proyecto, el cual cuenta con 26.441 m² con especificaciones de primera categoría.

Fue el primer edificio del país en utilizar fachada cortina con recubrimiento de alumnio.